igualdad

1.-JUSTIFICACIÓN

El Proyecto de Coeducación en nuestro centro nace inmerso en una sociedad como la actual, caracterizada por la globalización, la multiculturalidad, las nuevas tecnologías, la información, los medios de comunicación,... y, en definitiva, por continuos cambios y avances sociales.

Uno de los rasgos más destacados de las sociedades modernas es la progresiva incorporación de la mujer a la participación social. Este hecho puede hacer creer a muchos sectores de la población que la igualdad entre mujeres y hombres es hoy un hecho. Sin embargo, la realidad es que, día a día no dejamos de conocer situaciones que nos muestran como las relaciones desiguales y discriminatorias, por razones de género (violencia de género, discriminación laboral, tareas domésticas,...), están presentes en nuestras vida.

Todas estas situaciones, especialmente aquellas relacionadas con la violencia doméstica contra la mujer, han provocado una alarma social que está derivando en la puesta en marcha, desde las diferentes administraciones, de medidas sociales, políticas, laborales, económicas,... para tratar de paliar estas desigualdades respecto al género.

 Desde hace varios cursos en nuestro centro la línea fundamental que inspira el Plan de Igualdad es la de preparar a los alumnos y alumnas para participar activamente en la vida escolar, familiar, social, laboral y cultural.

Educar significa promover el desarrollo integral de las personas, por lo que resulta necesario favorecer ese valor entre el alumnado para superar las limitaciones impuestas por el género a través de un trabajo sistemático de la Comunidad Educativa.

Ese reto es el que nos proponemos, un curso más, a través del Plan de Igualdad entre hombres y mujeres.

 

2.-OBJETIVOS

Este plan se propone desarrollar prácticas educativas que promuevan cambios en las relaciones de género y que permitan corregir estereotipos sexistas y conductas discriminatorias de género.  Siguiendo con la línea general emprendida en cursos anteriores, incluimos además algunos objetivos específicos que constituyeron las propuestas de mejora del curso anterior.

Pretendemos:

- Educar en la igualdad desde la escuela.

- Prevenir la violencia de género, favoreciendo relaciones en equidad.

- Utilizar el sentido de cooperación y colaboración dentro y fuera del aula; prestando especial atención al seno familiar.

- Tratar de crear un ambiente y clima distendido, en las relaciones personales, favoreciendo la comunicación interpersonal y la aceptación de las diferencias mediante situaciones que permitan el diálogo.

- Fomentar la participación del alumno en la organización y el desarrollo de las tareas que serán llevadas a cabo en clase; así como aquéllas que les sean propuestas en casa.

- Fomentar la autonomía del alumnado, tanto en casa como en el entorno escolar, de modo que sean capaces de realizar tareas cotidianas, evitando desigualdades.

- Potenciar la colaboración familia-escuela en la educación para la igualdad de niños y niñas.

 

3.- LÍNEAS GENERALES DE ACTUACIÓN

Todo el profesorado, tenemos en cuenta que un principio básico para desarrollar la convivencia de calidad es la igualdad entre el alumnado, independientemente del sexo.

Desde la escuela enseñamos a nuestro alumnado a identificar las diferencias entre hombres y mujeres, aprovechando tales diferencias para enriquecer y completar su desarrollo. Les educamos en el respeto y aprecio a las libertades, a las diferencias individuales y colectivas, dentro de los principios democráticos de convivencia.

Las actividades que se han ido realizando en el centro con respecto a este tema en cursos anteriores creemos que van dando resultados y podemos decir que no observamos  discriminación de sexos en nuestro alumnado más pequeño, pero es una labor con la que hay que continuar, porque cada día  en algún medio de comunicación hay alguna noticia relacionada con la desigualdad de género.

Desde el centro queremos poner nuestro granito de arena para que estas situaciones  sean, en un tiempo cercano, algo muy, muy excepcional.

Educar por y para la igualdad no significa realizar dos o tres actividades en el curso escolar para poder plasmarlas en un documento y mostrarlas a la administración. Tampoco consideramos justificada nuestra actuación con sólo celebrar los días claves relacionados con la coeducación, la igualdad o la no violencia, sino que entendemos que la igualdad es un trabajo de todos y todas, y nos incumbe a todos y a todas. Así pues, el enfoque metodológico será en todo momento globalizador. Trabajando en todo momento por la igualdad y el rechazo contra la discriminación por cuestión de sexos. Consideramos que el valor de coeducación no debe tratarse como una asignatura más, tiene que estar presente en todos los momentos, tiene que ser una filosofía que envuelva todo el sistema educativo, para poder transferirse más tarde a la sociedad.

Observamos que a pesar de trabajar en el centro de forma asidua la igualdad, la paz, la cooperación,…, en la televisión los anuncios siguen utilizando la mujer como objeto decorativo y al salir de clase,  nuestro alumnado pregunta: ¿mamá, qué hay de comer?

Pensamos que existe falta de colaboración de las familias. La mayoría son personas que salen a trabajar con un horario que les impide dedicar el tiempo suficiente para una deseable educación con respecto a este tema.

Aunque los más pequeños en nuestras aulas colaboren y participen respetando la diversidad de género y evitando la discriminación; en cambio, en casa la realidad es bien distinta. Aunque las partes implicadas no lo quieran reconocer. Son las madres las que pasan más tiempo con los hijos/as, son ellas las que hacen la comida, cuidan a los hijos/as, limpian la casa y, en la mayoría de los casos, también trabajan fuera. Y es que no nos hemos quitado el cartel de “mujer - ama de casa” que nos colgaron nuestros abuelos/as. Pero todo esto no nos impide seguir trabajando con ilusión el tema de la igualdad.

Así pues, desde las tutorías se potenciará la coordinación con las familias, ya que es primordial para que éstas participen en nuestra tarea educativa.

 

4.- METODOLOGÍA:

Educar por y para Igualdad no significa realizar dos o tres actividades en el curso escolar para poder plasmarlo en el Plan de Centro. Tampoco consideramos justificada nuestra actuación con sólo celebrar los días claves relacionados con la coeducación, la igualdad o la no violencia, sino que entendemos que la igualdad es un trabajo de todos y todas y nos incumbe a todos y a todas. Así pues, el enfoque metodológico de este Plan de Igualdad debería ser en todo momento globalizador, trabajando en todo momento por la igualdad y el rechazo contra la discriminación por cuestión de sexos. Además, como hemos referenciado con anterioridad, vamos a trabajar este valor procurando el desarrollo de las competencias básicas que pretendemos conseguir con el alumnado de este centro, haciendo que este plan “salpique” toda nuestra programación.

Trabajaremos actividades prácticas, colaborativas, lúdicas, activas y participativas, donde el aprendizaje que los niños adquieran sea significativo. Trabajaremos partiendo de las propias experiencias del alumnado, del entorno más inmediato que les rodea, el hogar. Para ello vamos a favorecer la comunicación familia-escuela y realizaremos actividades que se basen en la experiencia familiar, en la convivencia que ello supone; para así poderlo trasladar a la vida en sociedad.

 

5.- ACTIVIDADES:

tabla

6.- EVALUACIÓN:

Para conseguir los mejores resultados con el desarrollo del Plan de Trabajo, se va a llevar a cabo una evaluación continua que nos permitirá si los objetivos planteados están siendo los adecuados y si las actividades propuestas son las correctas para lograr los objetivos propuestos y así poder realizar las modificaciones oportunas.

Se valorará el grado de implicación de cada uno de los miembros que componen nuestra Comunidad Educativa, así como la coordinación entre ellos y el grado de aceptación de las distintas propuestas.

Esta evaluación contínua se complementará con una evaluación final donde se valoren los resultados obtenidos, las posibles mejoras, errores cometidos, necesidades y grado de satisfacción con la experiencia.

Para todo ello, se emplearán, entre otros, los siguientes métodos de evaluación:

 INDICADORES DE ÉXITO. EVALUACIÓN DE LA TAREA

Indicadores de éxito de la tarea. La tarea tendrá éxito a efectos de evaluación, del alumnado, del profesorado y de la propia tarea si:

- La participación e implicación del alumnado y el profesorado implicado ha sido buena.

- Si la dinámica de los grupos ha sido verdaderamente fluida y cooperativa.

- Si el grado de autonomía de los grupos y el material elaborado ha sido de calidad, y libre de sesgos sexistas.

- Si las controversias conceptuales y la reflexión colectiva e individual en torno al tema han aportado valores de equidad y justicia social.

- Si se ha utilizado un lenguaje integrador con ambos sexos y libre de prejuicios.

- Si el ambiente ha favorecido la expresión sana y libre de los sentimientos.

- Todos estos ítems serán incluidos en la memoria al final del curso escolar 2014/2015.

 

La coordinadora, Mª Jesús Fernández. 

 

logo Ayto

logo junta

logo caixa